De amores imposibles y necios


No se puede sostener un amor sobre los pilares del recuerdo
los días se vuelven constantes suspiros al aire
desgastan a punta de arañazos la espalda de la noche
cansa desvelarlos

hay amores que no se mueren,
consumimos las esperanzas día con día
para mantenerlos despiertos
los días nublados duelen como una herida
las tardes de lluvia son una lágrima perdida
y las horas nocturnas se vuelven tan pesadas
como una enorme piedra negra sobre el corazón

/a ella acudo cada noche a rogar clemencia/

no se puede sostener un amor así
que tira bocanadas de ausencias y silencios
que es como un pájaro negro
cantando presagios de abandonos eternos
que se instala en la espera y en la incertidumbre
pero es un amor tan necio, que sigue ahí
al pie de la cama, acurrucado en el alba
escondido entre todos los rincones inéditos
de los versos, de mi piel
de los besos que se perdieron

hay amores que son una espina, el corazón lo sabe bien
pero a punta de recuerdos vuelve y respira

/y este amor se sostiene desmesuradamente bien/

IO