UN SER SOLITARIO










Ser solitario no es un trabajo fácil, toca enfrentarse a diminutos dragones 
que dejan caer sus lenguas de fuego sobre el alma, 
noches de desmembramiento de la palabra viendo como cada letra 
se expande en el aire, produciendo entre ausencias 
el nombre de lo que se extraña

ser solitario es una tarea ardua, respetable 
y requiere de valentía para soportarse a uno mismo
toca adiestrarse en la batalla de silenciosos y monstruosos susurros 
que en las noches de melancolía llegan como ejercito de sombras 
a golpearte en los espacios inéditos de la vida,
en los lugares sin beso 
en las esquinas sin amor

volverte un ser solitario es el precio alto que se paga 
para vivir entre el viento, bailar con tempestades
remontar vuelo a lo más alto de los sueños
vivir entre insomnios emancipada hasta los huesos
pero con el corazón encadenado en silencio
respirando profundo los recuerdos
atragantándose con su nombre en largas noches de invierno

ser solitario, es una pasión a tiempo completo 
sacrificando al amor.

IO